Propuesta de Análisis Cefalométrico

Propuesta de Análisis Cefalometrico Articulo

Propuesta de Análisis Cefalométrico para el Diagnóstico De Deformidades Dentofaciales.

La cefalometría es un estudio radiográfico el cual nos ayuda a establecer el desarrollo de la cara, utilizando puntos anatómicos específicos, con los cuales formaremos planos y a partir de estos finalmente ángulos, para poder determinar el crecimiento que ha tenido la cara de nuestro paciente, así como descifrar las bases anatómicas de las maloclusiones y deformidades dentofaciales, predecir cambios que se pueden generan y clasificar a nuestros pacientes dentro de las diferentes deformidades dentofaciales.

A lo largo de la historia, múltiples autores han propuesto y establecido sus medidas para la medición de los huesos faciales, todas ellas con su finalidad basada en el perfeccionamiento del análisis para trazado cefalométrico, destacando diversos autores como Bolton, Enlow, Downs, Rickets, Steiner, Jaraback, Mc Namara, entre otros.

Este artículo está enfocado a una nueva propuesta para realizar de manera fácil y sencilla el análisis cefalométrico de nuestros pacientes, tomando en cuenta las proporciones esqueléticas, dentales y de tejidos blandos, en sentido vertical y horizontal, para poder obtener un diagnóstico que en conjunto con las características clínicas de cada paciente poder iniciar un protocolo quirúrgico y plan de tratamiento para la corrección de la deformidad dentofacial.

Analisis Cefalometrico

ANÁLISIS CEFALOMÉTRICO PROPUESTO:

Nuestra propuesta se basa en el trazado de la radiografía lateral de cráneo obtenida bajo los estándares ideales para realizar el mismo. Estos trazados estarán divididos en tres secciones, las proporciones esqueletales, las proporciones dentales y los tejidos blandos, en sentido anteroposterior y vertical tomando en cuenta los puntos, planos y ángulos más importantes de los distintos análisis cefalométricos más representativos.

PROPORCIONES ESQUELETALES: (Fig. 1 y 2)

SNA: Angulo formado por los planos SN y NA, el cual nos ayuda a determinar el crecimiento anteroposterior del maxilar con respecto a la base del cráneo.

Norma: 82º +-2º

Significado: Si el ángulo obtenido es mayor de la norma significa que el paciente tiene una protusión maxilar. Si el ángulo obtenido es menor de la norma significa que el paciente tiene una hipoplasia maxilar con respecto a la base del cráneo.

SNB: Angulo formado por los planos S-N y N-B, el cual nos ayuda a determinar el crecimiento anteroposterior de la mandíbula con respecto a la base del cráneo.

Norma: 80º +-2º

Significado: Si el ángulo obtenido es mayor de la norma significa que el paciente tiene una protusión mandibular. Si el ángulo obtenido es menor de la norma significa que el paciente tiene una hipoplasia mandibular con respecto a la base del cráneo.

ANB: Angulo formado por los planos: N-A y N-B, este ángulo nos ayuda a determinar la discrepancia esqueletal entre el maxilar y la mandíbula, lo que se traduce en la CLASE ESQUELETAL.

Norma: 2º +-2º

Significado: Si el ángulo obtenido es mayor de la norma significa que el paciente tiene una Clase II Esqueletal. Si el ángulo obtenido es menor (negativo) de la norma significa que el paciente tiene una Clase III Esqueletal.

GoGn-SN: Angulo formado por los planos: Go-Gn y S-N, con el cual podemos establecer el crecimiento de la cara en sentido vertical/hiperdivergente u horizontal/hipodivergente.

Norma: 32º +-2º

Significado: Si el ángulo obtenido es mayor de la norma significa que el paciente tiene una una cara larga o hiperdivergente y significa que el crecimiento fue vertical. Si el ángulo obtenido es menor de la norma significa que el paciente tiene una cara corta o hipodivergente y por lo tanto el crecimiento fue horizontal.

UNIDAD DIFERENCIAL: Medición tomada desde un punto localizado en el cóndilo mandibular (se puede tomar el centro del cóndilo o en la parte más superior y posterior del mismo) y dirigimos nuestro plano hasta el punto localizado en la espina nasal anterior (ENA) medimos en milímetros este plano que nos va a determinar la unidad maxilar (U.MAX) y del mismo punto localizado en el cóndilo hacia el punto gnatión (Gn) y medimos nuevamente este plano en milímetros, lo cual nos determinará la unidad mandibular (U.MAND), de tal manera que al realizar una resta de estas dos medidas obtendremos la unidad diferencial (U.Dif) y esta nos indica la dimensión antero posterior de la mandíbula con respecto al maxilar.

Norma: 24mm

Significado: Si la medida obtenida de la diferencia entre unidad maxilar (U.MAX) y unidad mandibular (U. MAND) es menor de 24 mm significa que la mandíbula es más pequeña que el maxilar.

Si la medida obtenida de la diferencia entre unidad maxilar y unidad mandibular es mayor de 24 mm significa que la mandíbula es más grande que el maxilar.

 

PROPORCIONES DENTALES: (Fig. 3 y 4)

I.sup-NA: Grado de inclinación y protrusión del incisivo superior con respecto al plano NA. Norma: 22º y 4mm.

Significado: Si el ángulo obtenido es mayor de la norma significa que el incisivo central superior se encuentra proclinado. Si el ángulo obtenido es menor de la norma significa que el paciente tiene un incisivo central superior retroclinado.

Si la distancia del borde incisal del incisivo central superior al plano NA se encuentra por arriba de 4 mm significa que el incisivo se encuentra protruido y si por el contrario esta distancia es menor de 4 mm significa que el incisivo central superior está retruído.

I.inf-NB: Grado de inclinación y protrusión del incisivo inferior con respecto al plano NB. Norma: 20º y 4mm.

Significado: Si el ángulo obtenido es mayor de la norma significa que el incisivo central inferior se encuentra proclinado. Si el ángulo obtenido es menor de la norma significa que el paciente tiene un incisivo central inferior retroclinado.

Si la distancia del borde incisal del incisivo central inferior al plano NB se encuentra por arriba de 4 mm significa que el incisivo se encuentra protruido y si por el contrario esta distancia es menor de 4 mm significa que el incisivo central inferior está retruído.

I.sup-PAL: Inclinación angular del incisivo superior con respecto a su base ósea (plano palatal).

Norma 118º.

Significado: Si el ángulo obtenido es mayor de la norma significa que el incisivo central superior se encuentra proclinado. Si el ángulo obtenido es menor de la norma significa que el paciente tiene un incisivo central superior retroclinado con respecto a su base ósea.

I.inf-MAND: Inclinación angular del incisivo inferior con respecto a su base ósea (plano mandibular).

Norma 90º.

Significado: Si el ángulo obtenido es mayor de la norma significa que el incisivo central inferior se encuentra proclinado. Si el ángulo obtenido es menor de la norma significa que el paciente tiene un incisivo central inferior retroclinado con respecto a su base ósea

I-I: Angulo que forma la intersección de los ejes longitudinales del incisivo superior y el inferior. A través de este podemos saber el grado de compensación dental.

Norma: 132º

PLANO OCLUSAL: Rotación ascendente o descendente del plano oclusal.

Norma: 8º +-5º.

 

PROPORCIONES FACIALES: (Fig. 5)

TERCIOS FACIALES EN TEJIDOS DUROS: Distancia del tercio medio (nasión a espina nasal anterior) y tercio inferior (espina nasal anterior a mentón). Una vez obtenidas estas dos medidas en milímetros se realizará una división entre las mismas; el resultado nos indicará la proporción o desproporción entre el tercio medio y el tercio inferior de los tejidos duros del paciente

Proporción ideal .80

Significado: Si la división de las medidas obtenidas entre el tercio medio y tercio inferior es mayor de .80 significa que el tercio inferior es menor que el tercio medio; por el contrario, si el resultado de la división es menor de .80 significa que el tercio inferior es mayor que el tercio medio.

TERCIOS FACIALES EN TEJIDOS BLANDOS: Distancia en milímetros del tercio medio (glabela a subnasal) y del tercio inferior (subnasal a mentón).

Proporción 1:1.

TERCIO INFERIOR EN TEJIDOS BLANDOS:

Mediremos la distancia de Subnasal a estomión en milímetros y la distancia de estomión a el punto mentón (Me) en tejidos blandos. Nota importante cuando encontremos una incompetencia labial en el paciente entonces se utilizarán como puntos de referencia: prolabrale superior, punto más anterior del labio superior y prolabrale inferior, punto más anterior del labio inferior. Proporción 1:2.

De tal manera que, al terminar nuestros puntos, planos y ángulos, nuestro cuadro diagnóstico lucirá de la siguiente manera, determinando las medidas fuera de norma en una lista de problemas, observando todas las medidas del análisis cefalométrico con la radiografía lateral de cráneo correspondiente a ese paciente. (Fig. 6)

Propuesta de Análisis Cefalometrico

 

CONCLUSIONES

Esta propuesta de cefalometría engloba un análisis del esqueleto facial, dental y los tejidos blandos faciales, lo que nos proporciona una visión global de la armonía facial de nuestros pacientes, haciéndolo de una manera fácil y rápida, creando un patrón, obteniendo un diagnóstico certero de la deformidad dentofacial, que nos permitirá establecer un plan de tratamiento ortodóntico-quirúrgico, que nos lleva a obtener resultados altamente satisfactorios.

 

Referencias Bibliográficas:

  1. Zvetkov, Heart, Golden Ratio and Symmetry, Puschino, Russian

Academy of Sciences, 1997.

  1. Zamora, C. (2004). Compendio de Cefalometría. Análisis Clínico y Práctico. México, D.F.: Actualidades Médico-Odontológicas Latinoamericanas.
  2. Gregoret, J. (2000) Ortodoncia y cirugía ortognática. Diagnóstico y planificación. Barcelona.

 

Publicado en la Revista Liderazgo y Experiencia Médica, compromiso con la salud. Cirugía Maxilofacial Hoy. Avances, retos y perspectivas. Año IX, Número 43. Agosto de 2017, pp. 29-32.

 

Abrir chat
1
¡Hola!
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by