Lateralización del Nervio Dentario en Implantes Dentales

Lateralización del nervio dentario

Desplazamiento y/o lateralización del nervio dentario para colocación de implantes dentales en sector posterior mandibular

La atrofia de la zona mandibular posterior es la disminución de la altura y/o anchura ósea en el área posterior de la mandíbula, siendo el nervio dentario inferior el principal obstáculo para la rehabilitación oral. En la actualidad, esa limitación se ha resuelto gracias al desarrollo de técnicas de cirugía implantológica avanzada, entre las cuales se encuentra la lateralización del nervio dentario inferior.

Anteriormente, la rehabilitación en la zona posterior mandibular atrófica con implantes dentales era un reto complejo, debido al nervio dentario inferior y la reabsorción ósea que en gran medida se debe al lapso de tiempo que ha estado en ausencia de dientes. En muchos de los casos se colocaban implantes muy cortos que no tienen suficiente integración para soportar la rehabilitación protésica en esta zona. Hoy en día sigue siendo complejo el trabajar en esta área sin embargo las limitaciones son menores.

Actualmente, esta limitación ha podido resolverse gracias al desarrollo de técnicas de cirugía implantológica avanzada como la utilización de:

1-. Regeneración ósea guiada.

2- Distractores osteogénicos.

3.- Implantes oblicuos con multidireccionales.

4- Implantes cortos.

5.- Laterización y o desplazamiento del dentario inferior.

6.- Plasma rico en plaquetas (prf).

Desde entonces, se han descrito diferentes variantes de este procedimiento, siendo las más importantes la lateralización y la transposición. En la primera, se retira el hueso posterior al nervio mentoniano para permitir la movilización del nervio dentario inferior, mientras que en la segunda se libera el nervio del soporte óseo, a la altura de su salida del agujero mentoniano, y se secciona la rama incisal, permitiendo así la movilización de los nervios dentario y mentoniano.

El Dr. Jaime Lozada en múltiples publicaciones ha permitido ver la posibilidad de hacer esto con mucha habilidad del operador.

En la actualidad, la incidencia por alteraciones neurosensoriales después de la colocación de implantes de manera convencional oscila entre el 2 y el 37%, con unas secuelas permanentes de entre el 0,3 y el 13% de los casos, por lo que parecería lógico pensar que con técnicas de movilización del nervio dentario inferior estas cifras podrían aumentar.

Uno de los principales inconvenientes de esta técnica radica en la disfunción temporal, y/o a veces definitiva, del nervio dentario inferior. A pesar de que no se lesione el nervio durante la intervención, la morbilidad posoperatoria inmediata es alta, ya que la mínima manipulación del nervio puede producir una parestesia normalmente transitoria, la cual irá remitiendo en un periodo que muchos autores estiman entre tres y 12 meses algunos autores  sugieren que si la tracción del nervio durante la manipulación supera un 5% de su longitud, la vascularización perineural se rompe y, habitualmente, se puede producir un déficit permanente. Para evitar que esta tracción sea excesiva, se recomienda que el área de exposición del conducto sea lo suficientemente extensa y se coloque plasma rico en plaquetas entre el dentario y la zona del nervio.

Es una técnica que requiere destreza y habilidad del cirujano. Los puntos más importantes son: Osteotomía Amplia, para que el dentario se desplace sin que se estire y así no pierda su capacidad de recuperación axial, utilizar piezo quirúrgico, para lograr la menor cantidad de calor y trauma al momento de la ostectomía. Manejo cuidadoso del periostio, que nada toque el nervio. Interposición de PRF entre la superficie del implante y el nervio, y otro PRF para cubrir el defecto óseo, y lo más importante aún, tomar esta técnica como última alternativa.


Palabras Clave: Nervio Dentario, Desplazamiento, Implantes Dentales, Atrofia mandibular posterior, regeneración ósea, distracción osteogénica, PRF, hueso autólogo. 


Bibliografía:

 

Kan J, Lozada JL, Boyne PJ, Goodacre CJ. Endosseus implant placement in conjunction with inferior alveolar nerve transposition: an evaluation of neurosensory disturbance.Int J Oral Maxillofac Implants. 1997; 12: 463-71.

Kan JyK, Lozada JL, Boyne PJ, Goodacre CJ, Rungcharassaeng K. Mandibular fracture after endosseous implants in conjunction with inferior alveolar nerve transposition: a patient treatment report. Int J Oral Maxillofac Implnts. 1997; 12: 655-9.