Desarmonías Dentofaciales

Post 10 of 12

¿Qué es una Desarmonía Dentofacial?

Cuando los maxilares en el momento de su crecimiento y desarrollo tienen una alteración se produce una desarmonía dentofacial (deformidad dentofacial). Son tres las zonas afectadas: Los Maxilares, Los Dientes y Los Tejidos Blandos.

Cuando solo se afecta la posición de los dientes se requiere del tratamiento del ortodoncista. Si la alteración está en los maxilares se requiere del tratamiento de  Ortodoncia y  Cirugía Maxilofacial.

Las desarmonías o deformidades dentofaciales afectan a los pacientes en tres factores:

1.- FUNCIONALES

2.- ESTÉTICOS

3.- PSICOLÓGICOS

 

Las alteraciones de estas desarmonías se presentan en tres  direcciones: Verticales, Horizontales y Transversas.

De tal manera, podemos ver un paciente PROGNATA  cuando la mandíbula ha crecido antero posteriormente hacia adelante. Cuando la mandíbula no crece lo suficiente se presenta la RETRUSIÓN MANDIBULAR. También el Maxilar Superior puede afectarse en esa dirección hacia adelante o hacia atrás.

Deformidades dentofaciales

Cuando el maxilar crece más verticalmente vemos pacientes con cara larga y con sonrisa de encía.

También tenemos paciente con problemas trasversos, son deformidades que presentan desviación de la línea media, LATEROGNACIA o ASIMETRÍA FACIAL.

Asimetria Facial

Algunas de  las desarmonías dentofaciales son hereditarias, otras son adquiridas durante su crecimiento o desarrollo y también por patologías o trauma,   más no congénitas, es decir,  se heredan los rasgos del prognatismo o la sonrisa de encía y no están afectados los genes, como en deformidades congénitas faciales.

Deformidades dentofaciales cirujano maxilofacial

Los problemas funcionales de las desarmonías dentofaciales se presentan principalmente en la posición inadecuada de los dientes, en los problemas de la articulación temporomandibular, en los pacientes con mordida abierta o con sonrisa de encía. Duermen con la boca abierta y presentan resequedad de sus mucosas bucales y laríngeas, además de inflamación de las encías.

Los pacientes con desarmonías dentofaciales pueden tener alterada su AUTOESTIMA  y eso solo lo saben ellos, por eso es importante hablar con el paciente para saber cómo se siente y que es lo que le gustaría que se arreglara.

En la HISTORIA CLÍNICA  se tiene que escuchar al paciente; él dirá que es lo que le preocupa. Cuando los pacientes son jóvenes y menores de edad; el problema  es que hay que hablar con los papás. Ellos pueden ver el problema estético claro, pero siempre verán a sus hijos muy bonitos o guapos y el problema funcional no lo conocen, ya que, estos problemas se presentarán más tarde. Si esta desarmonía hace a un niño introvertido, es decir, sin ganas de nada; es cuando se tiene que hablar claro con los papás para explicarles que un buen tratamiento ORTODÓNTICO QUIRÚRGICO puede cambiarle  la dirección de la vida a su hijo.

El ORTODONCISTA es el especialista que ve por primera vez al paciente y a los papás. Este especialista debe de conocer cuál es la diferencia entre una “ALTERACIÓN EN LA POSICIÓN DE LOS DIENTES Y UNA DESARMONÍA DENTOFACIAL”, pues su tratamiento será distinto. Cuando este especialista no sabe diferenciar estos problemas llevará a estos pacientes a tratamientos inadecuados, en donde LOS PACIENTES NO TIENEN NI VOZ NI VOTO PARA DECIDIR  SU TRATAMIENTO. Los tratamientos INADECUADOS solo dejarán secuelas en ellos; pero el ORTODONCISTA ÉTICO y bien preparado tendrá que explicar a los padres que existen dos caminos para su hijo;  uno el tratamiento correcto ORTODÓNTICO QUIRÚRGICO que solucionará los tres aspectos que afectan al niño: FUNCIÓN, ESTÉTICA Y ESTABILIDAD EMOCIONAL y otro camino EL CAMUFLAJE, es decir, hacer algo de ORTODONCIA para dejar los dientes más o menos arreglados, pero las alteraciones de los maxilares no las compone la ortodoncia.

Cuando estos niños crecen y son mayores tendrán problemas funcionales importantes y desde luego verán los problemas estéticos y su relación con  su resultado interno de desarrollo mental y tratarán de corregir todo con más dificultad.

Solo cuando son muy pequeños y empiezan a crecer se puede tratar a estos niños con ORTOPEDIA MAXILAR, que si puede modelar este crecimiento y tener buenos resultados.

 

Estoy convencido que nada ha marcado la influencia en la dirección de la mente de un hombre como su apariencia, y no su apariencia en sí tanto como su convicción de que es atractivo o no atractivo.

Johan P. Reyneke

 

Comentarios

  1. Angel dice:

    Excelente articulo, es muy interesante la información que hay en esta página doctor.

  2. HERLINDA HERNANDEZ dice:

    mi hijo de doce años presenta este problema quisiera una cita vivo en puebla

Menu